Los lenguajes de cuarta generación son ciertas herramientas prefabricadas, que aparentemente dan lugar a un lenguaje de programación de alto nivel que se parece más al idioma inglés que a un lenguaje de tercera generación, porque se aleja más del concepto de procedimiento. Pueden acceder a bases de datos.

Algunos restringen el nombre de lenguajes de cuarta generación para los lenguajes orientados a objetos.

Ventajas y desventajas de los lenguajes de cuarta generación

Ventajas

  • Permiten elaborar programas en menor tiempo, lo que conlleva a un aumento de la productividad.
  • El personal que elabora software sufre menos agotamiento, ya que generalmente requiere escribir menos.
  • El nivel de concentración que se requiere es menor, ya que algunas instrucciones, que le son dadas a las herramientas, a su vez, engloban secuencias de instrucciones a otro nivel dentro de la herramienta.
  • Cuando hay que dar mantenimiento a los programas previamente elaborados, es menos complicado por requerir menor nivel de concentración.

Desventajas

  • Las herramientas prefabricadas generalmente son menos flexibles que los lenguaje de bajo nivel.
  • Se crea dependencia de uno o varios proveedores externos, lo que se traduce en pérdida de autonomía. A menudo las herramientas prefabricadas contienen librerías de otros proveedores, que conlleva a instalar opciones adicionales que son consideradas opcionales. Los programas que se elaboran generalmente se ejecutan sólo con la herramienta que lo creó (a menos que existan acuerdos con otros proveedores).
  • A menudo no cumplen con estándares internacionales ISO ANSI. Por este motivo invertir tiempo y dinero es un riesgo a futuro, porque no se sabe a ciencia cierta cuanto tiempo permanecerá la herramienta y su fabricante en el mercado.